Coches eléctricos, una nueva realidad

¡Descubre la nueva realidad de los coches eléctricos!

By José Delgado

Los coches eléctricos se han convertido en una opción cada vez más rentable para los usuarios, quienes toman en cuenta sus numerosas ventajas económicas y ambientales. Cada vez son más los europeos que deciden tomar el camino de la movilidad eléctrica. Los países en Europa que encabezan la lista con mayor porcentaje de este tipo de vehículos son Suiza con (9.7%), continua Francia con el (9,2%) y Dinamarca con (8,6%). 

Por el momento, España no entra en el listado de los países con un porcentaje notable en el uso de los coches eléctricos. Sin embargo, va en aumento el número de españoles que toman la decisión de invertir en esta clase de vehículos. En España, actualmente la movilidad eléctrica ha tomado más fuerza por sus variedad de modelos y precios más accesibles, causando mayor interés en los ciudadanos.

La mentalidad está cambiando gracias a los coches eléctricos 

En los últimos años, los grandes fabricantes han invertido mucho dinero y esfuerzo en tecnología amigable para el medioambiente. También, han innovado en el sector automotriz con diversas opciones menos invasivas para el planeta. Esto quiere decir que de alguna forma, las personas se han vuelto más conscientes del problema ambiental al que nos enfrentamos.

En torno a este tema de la contaminación ambiental han surgido distintos debates, ¿realmente la movilidad eléctrica es una opción tangible para combatir el cambio climático?. El director ejecutivo de la Agencia internacional de Energía, Fatih Birol, intervino en uno de los últimos debates sobre este problema. Argumentando que los beneficios de los coches eléctricos no son suficientes para frenar el cambio climático, puesto que, a pesar del crecimiento en su uso, el consumo global del petróleo no se ha reducido. 

A pesar de los múltiples debates y las numerosas opiniones al respecto de esta controversial realidad, es un hecho que la movilidad eléctrica aporta grandes beneficios al planeta y brinda ventajas tangibles para nuestro ecosistema, el cual cada vez está más afectado por la contaminación generada por los vehículos convencionales, principalmente el alto consumo de combustible, los residuos generados durante su reparación o mantenimiento y la emisión de gases altamente contaminantes, producidos por sus motores de combustión. 

La gran diferencia que ofrecen los coches eléctricos es su distintivo ambiental. Este puede marcar avances importantes en la disminución de la contaminación, dado que, estos vehículos cuentan con la etiqueta 0 azul, que significa cero emisiones. No existe duda que esta opción ofrece una movilidad mucho más limpia y responsable. 

Las 3 categorías de los coches eléctricos:

1.Coche eléctrico de baterías o Battery Electric Vehicle: este automóvil obtiene la energía de las baterías, una vez que se agota la reserva se enchufa a la red para recargarlas. Es importante destacar que no cuenta con ningún motor de combustión interna, por ello, lo definen como el coche eléctrico puro.

2.Coche de autonomía extendida o Extended Range Electric Vehicle: son muy similares al anterior, la diferencia es que además del motor o los motores eléctricos, lleva uno de combustión interna, para recargar la batería. Es un coche autónomo, porque el motor de combustión se activa sin que el conductor lo indique, es un sistema automatizado.

3.Coche híbrido enchufable o Plug-in Hybrid Electric Vehicle: cuentan con un motor eléctrico y uno de combustión interna, el cual puede mover el coche, o recargar la batería. Esta también puede recargarse mediante un enganche a la red eléctrica.

Los diferentes tipos de vehículos eléctricos tienen ventajas muy parecidas, el mayor beneficio que comparten es que cuentan con motores eléctricos, los cuales reducen el consumo de gasolina, siendo un aporte positivo para el medioambiente. Es una realidad tangible que la adquisición de coches eléctricos va en aumento, sin duda el futuro estará muy ligado al uso de esta tecnología amigable para el planeta.

Puntos de recarga 

Al igual que la compra de estos coches ha ido en aumento, los puntos de recarga también han crecido en España, actualmente el país cuenta con 3.856 puntos públicos de recarga de coches eléctricos. Además, se ubica en la 5ta posición mundial de los países que brindan mayor infraestructuras para este tipo de sistemas.

Esto también anima a los ciudadanos a invertir en este tipo de opciones, puesto que cada vez se apoya más a este tipo de proyectos con el fin de mejorar las condiciones ambientales y responsabilizarse por las consecuencias climáticas. En Soy Medio Ambiente destacamos que más de la mitad de las personas en el planeta viven en ciudades, siendo culpables del 70% de las emisiones de CO2. 

Grandes beneficios de los coches eléctricos

  • No cuentan con tubos de escape como los automóviles convencionales, por ello no generan emisiones, al no quemar combustible, no expulsa gases como el CO2. Esto sin duda disminuye la contaminación y beneficia notablemente el medio ambiente.
  • Brindan la oportunidad de reciclar, puesto que trabaja con baterías que están hechas de iones de litio, tienen menos peso y mayor autonomía. Además, es un material que se puede reciclar. 
  • Reducen la contaminación acústica, al trabajar con un motor eléctrico causa menos ruido, esto es un gran beneficio para las ciudades altamente pobladas. 
  • No necesitan aceite ni revisiones constantes, por eso su mantenimiento es mucho más económico. Además, su recarga eléctrica es más barata que la gasolina o el diésel. También es importante destacar que fácilmente se pueden cargar en casa a través de su enchufe a la red eléctrica.  
  • Algunos ayuntamientos bonifican impuestos de coches de tracción mecánica, además ofrecen descuentos en impuestos municipales y aparcamiento gratuito en distintas ciudades. 
  • Más sencillos de conducir, al ser automáticos, pueden cambiar las marchas solo y no tiene embragues, lo que también significa que se estropea menos.
  • Más eficacia y menor consumo, los coches eléctricos tienen una eficiencia próxima al 90%, frente al 30% de los coches convencionales. 

Los coches eléctricos se han vuelto una realidad

La industria automotriz que se dedica a la fabricación de estos transportes es conscientes de la huella que está dejando. Se han dedicado a crear opciones más sostenibles y amigables con el medioambiente, además de aportar grandes beneficios en diversos aspectos, marcando una diferencia importante.

 No hay duda de que, en un futuro los automóviles eléctricos serán la opción más rentable para los ciudadanos. El camino ha sido largo, puesto que el primer coche fue eléctrico se inventó en 1832 por Robert Anderson, quien creó un carruaje equipado con un motor eléctrico que era alimentado por una pila no recargable. Sin embargo, la tecnología ha hecho que esta industria tome cada vez más fuerza y permita que más personas quieran sumarse al cambio y ofrecerles la oportunidad de ser más responsables con el ambiente.