¿Cómo cuidar el medio ambiente en casa?

Métodos para cuidar el medio ambiente en casa

Por Anna Campos

Contribuir en el cuidado del medio ambiente es mucho más sencillo de lo que se imagina, ya que con el apoyo y la suma de pequeñas acciones cotidianas, desde la intimidad del hogar es posible ejercer un cambio en atención a esta situación, porque es lo mínimo que se puede hacer por un ambiente que provee de todo a todos.

Estas acciones se traducen en diferentes técnicas que se pueden implementar para vivir por medio de un estilo mucho más ecológico, usando estas herramientas se vuelven mucho más fáciles las rutinas diarias, y al mismo tiempo se preserva el ecosistema.

Métodos para cuidar el medio ambiente en casa

En primer lugar para cuidar el medio ambiente desde casa se debe colocar como prioridad disminuir el consumo de energía, ya que se debe hacer uso de las mismas de forma sostenible, para utilizarlas y emplearlas en sólo lo necesario, estas acciones van desde lo mínimo que puede ser apagar las luces que no se usan, hasta utilizar grandes ventanales.

Estas modificaciones en el hogar permitirán aprovechar la luminosidad del día, hacia el interior de la casa, en lugar de mantener encendida una bombilla durante todo el día, otro paso a tener en cuenta es también desconectar los aparatos eléctricos que no se estén utilizando, o ya se encuentran cargados, por lo que no es necesario mantenerlos enchufados.

Otra implementación para reducir el consumo eléctrico es sustituir las bombillas normales, por unas LED o las que se caracterizan por ser de consumo menor, o también utilizar regletas para enchufar tus equipos directamente allí y solo al pasar el interruptor se desconecta automáticamente todo, en lugar de desenchufar manualmente.

Así mismo, otro método para vivir en sincronía con el medio ambiente, es reducir la producción de desechos, es decir poder darle otra utilidad, ya que si se tratan de desechos orgánicos pueden servir para hacer técnicas de composteo, o se les puede facilitar a personas que críen animales que consuman restos de comidas, como cochinos, tortugas, entre otros.

Además de que hoy en día se distribuyen y comercializan máquinas que compactan basura que son de uso doméstico para simplificar este proceso, además de acortar el proceso de recolección de desechos, lo que ocasiona directamente una disminución de contaminación, se estaría tomando el control de tus propios desechos, haciéndote cargo de ello.

En cuanto a lo que comprende a la producción de desechos, se puede reducir de otro modo, desde la adquisición de productos ecológicos, es decir los que no son desechables, sino servilletas lavables por ejemplo, ya que en el mercado ha crecido la variedad de productos reutilizables en lugar de solo usar y tirar estos desechos.

Cuando se refiere a reutilizar objetos, también se pueden aplicar técnicas creativas en lugar de deshacerse de envases plásticos o botellas de vidrios, se pueden emplear como floreros, o un contenedor de agua para pájaros en los alrededores de tu hogar, se trata de poder generar una segunda utilidad a los productos que se tiran a los desechos.

Pero lo que no se pueda volver a utilizar, lo más recomendable es que en casa se practique la separación de estos desechos, es decir disponer de separadores para cartón, vidrio, para que sean distribuidos con mayor facilidad, además de que son elementos de difícil degradación, por lo que una mala manipulación afecta al medio ambiente.

El tema de la degradación de los materiales que se manipulan diariamente es una gran preocupación para el ecosistema marino sobre todo, debido a que en el mar terminan más de 1.300.000 km cuadrados aproximadamente de plástico, ya que son arrojados sin conciencia y las corrientes los arrastran hacia el mar, causando un impacto negativo a esta hábitat.

Una forma de contrarrestar esta problemática desde casa, es olvidarse del uso masivo del plástico o antes de desecharlo buscar aplicarle otra utilidad, tratar de llevarlo a sitios

donde lo reciben para reciclarlo, cambiar la compra de estos productos por otra presentación menos nociva en cuanto a la contaminación y a su reciclaje.

Algo similar sucede con el papel, ya que conlleva un duro procesamiento para la creación y fabricación del mismo, por lo que antes de arrojar un papel que ya no te sea útil, déjalo para alguna anotación, hay que sacarle el máximo provecho a este material, otra alternativa es utilizar en casa el papel piedra ya que es 100% biodegradable.

Por otro lado, cuando el clima se presta para sembrar, resulta muy bueno aprovechar el medio ambiente para tener tu propio huerto, o por lo menos un jardín pequeño, de esta manera se contribuye a preferir las hortalizas de tu jardín, en lugar de solamente comprar en un supermercado, sin composición alguna de químicos, ejerciendo prácticas ecológicas.

Cuando se trata de reducir el uso de químicos, se debe pensar también en los productos de limpieza que se aplican diariamente en el hogar, porque causan un daño directo a la capa de ozono, por lo que se deben reemplazar por alguna línea de productos mucho más ecológicos, los cuales predominan en el mercado.

Reciclar y reutilizar también puede ser posible a través de tu ropa, en lugar de tirarla, se puede donar, o crear algunos paños de cocina, alfombras, esa tela se puede aprovechar para un segundo uso antes de tirarla, esta simple tarea afecta positivamente el aprovechamiento de este material sin necesidad de solo desecharlo.

El primer paso sin duda es tener la voluntad de pasar a mantener un estilo de vida mucho más ecológico, además de inclinarse por productos biodegradables, las opciones sobran en el mercado, en atención a esta necesidad, solamente hace falta una manifestación de esa preocupación por cuidar el medio ambiente.

No es necesario aplicar todas, sería lo mejor, pero de a poco, con pequeñas acciones también se van logrando cambios hasta acostumbrarse a ello, ya que no es algo con lo que todos estén relacionados, sobre todo porque se ha alimentado un gusto por comprar ya todo hecho, y solo desechar, cuando en casa también se puede innovar y atender al ecosistema.

Todo reside en la intención de dar un paso adelante desde la comodidad de tu hogar, son medidas sencillas que producen una gran repercusión en el bienestar y la preservación del medio ambiente.