Reciclaje en las empresas. ¿Es una materia pendiente en España?

El problema del reciclaje es global; nos afecta a todos, desde el punto de vista empresarial como personal. De manera individual y desde un ámbito social. Por eso, es tan importante que se haga un esfuerzo entre todos para contribuir a mejorar las condiciones ambientales.

By José Delgado

El reciclaje es una gran herramienta, aunque, pese a los avances, sigue siendo una asignatura pendiente en España; en el país se recicla el 36% de sus residuos. No obstante, desde el año 2011 estamos produciendo menos basura por habitante que la media europea. Por tanto, el ritmo de reducción de residuos, teniendo en cuenta a la población española, está yendo por buen camino en el tema del reciclaje.

Los beneficios de reciclar nuestros residuos son enormes en comparación con la acción que supone. Reciclar conlleva ahorrar materias primas, energía, agua y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Además supone una generación de empleo y tejido industrial.

El ahorro de materias primas es una necesidad en la lucha contra el cambio climático, como también lo es utilizar menos energía para fabricar nuevos productos y reducir la cantidad de desechos originados. Una de las respuestas que la sociedad ha incorporado a su rutina desde hace décadas para frenar el derroche de materia y energía es el reciclaje. 

Desde que se colocó en 1982 el primer contenedor para recuperar vidrio en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, el sistema de reaprovechamiento ha ido creciendo y perfeccionándose, a la par que la ciudadanía española se ha ido familiarizando con los diferentes depósitos de residuos. Hoy, existen contenedores amarillos destinados a recoger envases plásticos, ‘bricks’ y envases metálicos; azules para el papel; verdes para vidrio; el reciente contenedor marrón para desperdicio orgánico con el objetivo de ser compostado; y el naranja para el resto de basuras. A todos ellos, habría que sumar otros reservados a desechos específicos (pilas, neumáticos, electrodomésticos, etc.), ubicados en los puntos limpios de cada municipio.

¿Por qué el reciclaje ayuda al medio ambiente?

Con el reciclaje evitamos que los productos y materiales se conviertan en residuos, transformándolos en otros completamente nuevos, alargando su vida útil y ayudando a la preservación de los recursos naturales del planeta. El reciclaje forma parte de la Economía Circular, el modelo basado en aprovechar al 100% las materias primas, haciendo más eficientes los procesos de uso y fabricación.

Diversos estudios han demostrado que la energía necesaria para conseguir materia prima reciclada es menor que la utilizada para obtener materia prima virgen. Obtener las materias primas necesarias para fabricar algunos productos genera más sustancias contaminantes que si estas mismas fueran recicladas, es decir, se genera menos CO2 a la atmósfera y se reduce la contaminación emitida. También producir papel desde cero supone más cantidad de agua que utilizar papel reciclado.

Por otro lado, España se sumó al Pacto Europeo de los Plásticos en Bruselas, esta iniciativa tiene el objetivo de acelerar la transición hacia la economía circular en el ámbito de los plásticos, eliminar los residuos plásticos del medio ambiente, reducir el uso innecesario del plástico y apostar por la innovación en la reutilización y reciclado del plástico. 

De momento, se han adherido a esta iniciativa, además de España, otros 12 países europeos, entre ellos Países Bajos, Francia, Dinamarca, Alemania, Italia, Grecia, Suecia, Portugal, Finlandia, Eslovenia, Lituania, Letonia, así una como 90 multinacionales y asociaciones, y se espera que haya más adhesiones en las próximas semanas.

Esta iniciativa fija cuatro objetivos medibles para el año 2025 y actuará sobre todos los plásticos utilizados en envases y productos de un solo uso puestos en el mercado en el Espacio Económico Europeo.

Estos cuatro objetivos son:

  • Diseñar todos los envases de plástico y productos de plástico de un solo uso puestos en el mercado para que sean reutilizables en la medida de lo posible, y que en todos los casos sean reciclables en 2025.
  • Caminar hacia un uso más responsable de los envases de plástico y productos de plástico de un solo uso, con el objetivo de reducir los productos de plástico virgen y el embalaje en al menos un 20% (en peso) para 2025, con la mitad de esta reducción proveniente de una reducción absoluta de plásticos.
  • Aumentar la capacidad de recogida, clasificación y reciclaje de todos los plásticos utilizados en envases y productos de plástico de un solo uso en al menos un 25% para 2025 y alcanzar un estándar de calidad de todo el proceso de reciclaje adecuado a la demanda de plástico reciclado.
  • Impulsar el uso de plásticos reciclados en nuevos productos y embalajes tanto como sea posible para 2025, y que las empresas que usen plásticos logren un promedio de al menos un 30% de plásticos reciclados (en peso) en su gama de productos y embalajes.

Conciencia en el reciclaje

Cada vez hay más empresas que han tomado conciencia en el reciclaje, enfocados en la sostenibilidad. Se trata de un nuevo sistema que tiene el objetivo de producir bienes y servicios al tiempo que se reduce el consumo y el desperdicio de materias primas y fuentes de energía. Así, es la alternativa al actual modelo de extracción, producción, consumo y eliminación conocido como modelo económico lineal.

Los datos preocupantes de vertidos de materiales plásticos a la naturaleza han terminado por hacer que las grandes multinacionales se replanteen la situación. Más de 290 empresas y organizaciones de las que depende la producción de 20% de todo el plástico que se fabrica en el planeta han firmado el Compromiso Global por la Nueva Economía de los Plásticos.

Entre las grandes organizaciones que resaltan en el acuerdo se encuentran grandes conglomerados como Coca-COLA, Pepsico, Danone, Carrefour y Unilever. Además, empresas que emplean estos plásticos como Amcor o Novamort también se han sumado a la iniciativa. 

 

Es evidente que tenemos todavía muy poca experiencia en el ámbito del reciclaje de envases, y mucho trabajo por hacer en la concienciación ciudadana y empresarial. Sin embargo, la evolución del reciclaje en estos 16 años, gracias a la instalación de los distintos tipos de contenedores de basura y a la gestión del proceso de reciclaje, ha permitido pasar del 5 a más del 70% de envases reciclados del total producido por la industria. 

Si estás buscando contenedores para el reciclaje en casa, estos son los mejores. Sencillos y cómodos, son ideales para un piso con capacidad de 20L. 

Si estás buscando contenedores para el reciclaje en casa, estos son los mejores. Sencillos y cómodos, son ideales para un piso con capacidad de 20L.