Redes PLC, reutiliza el cable eléctrico para tu red local

Redes PLC, reutiliza el cable eléctrico para ampliar tu red local

Por • 9 abril, 2014 • HogarComments (0)1762

Las redes PLC son una solución muy interesante para mantener la conectividad de nuestros ordenadores sin necesidad de cables o Wi-Fi, ya que reutilizan el cableado eléctrico de la casa o la oficina para trasmitir los datos de la red local. Con adaptadores PLC es posible conectar varios dispositivos entre sí de una parte a otra de la vivienda o de un piso a otro, mejorando la velocidad de conexión sin aumentar el consumo eléctrico.

Reutilizar el cableado eléctrico. Esta es la característica que más nos llama la atención de esta tecnología, por su simpleza y por ser una solución my económica para dar cobertura alámbrica a los ordenadores, televisores o aparatos multimedia que necesiten acceder a la red local o a Internet. Este sistema no es nuevo, ya que las redes PLC se utiliza en auditorías energéticas o de consumo en empresas, pero en el hogar nos puede echar un cable, nunca mejor dicho, sin necesidad de entubar la pared.

Ya estamos muy habituados a las conexiones Wi-Fi y Bluethoot, pero si desconfías de su seguridad, si la señal no llega a todos tus ordenadores o necesitas alta velocidad para reproducir vídeos en alta definición desde el estudio al salón, las redes PLC son la mejor opción por su bajo coste, sencillez y limpieza.

Cómo configurar redes PLC de forma sencilla y segura

Unidades para crear redes PLC doméstica a través del cableado eléctrico

Los PLC no son más que adaptadores que convierten cualquier enchufe de tu casa en una autopista de la información digital, ya que separan la frecuencia de la electricidad de la de los datos, lo que permite trasmitir archivos en conexiones de 100 a 500 Megabit o, incluso, configurar redes gigabit (100 megas “reales” por segundo)

Muchas unidades que existen en el mercado incorporan un enchufe para no perder el que usamos para el PLC, e incluso algunos cuenta con Wi-Fi para ampliar la red inalámbrica por todo el espacio habitable.

Una vez enchufados, los aparatos conectan entre sí casi de forma automática a través del cable eléctrico, por lo que tan solo tendremos que conectar un cable de red desde el ordenador al PLC correspondiente de cada habitación. De esta manera, podremos incluir en nuestra red doméstica el ordenador del despacho y la smart TV o conectar el router del comedor con la videoconsola de la  buhardilla para jugar por Internet, por ejemplo.

Nuestras pruebas con los PLC

Después de comparar precios y prestaciones, nos decidimos por los PLC de la imagen para instalarlos en casa, y el resultado ha sido muy bueno. Os cuento la situación para que os hagáis idea por si os puede ayudar en vuestro caso:

El router se encuentra en el sótano y esparce el Wi-Fi por toda la casa (tres plantas más el sótano). Para navegar no hay problema, pero para trasmitir datos y copiar archivos la cosa se vuelve tediosa cuando hablamos de un par de gigabytes. Conectando los PLC en la misma habitación la velocidad baja de 500 a 390 megabits; bajando a la primera planta a 270 y en el sótano se queda justo en 100, la velocidad perfecta para una conexión de Internet de 100 megas.

Los PLC no pueden instalarse en regletas, ladrones o SAI (al revés sí). Deben conectarse directamente al enchufe para que puedan filtrar la electricidad de los datos de red. Si necesitas más de dos, puedes comprar lotes de 3 o con más puertos de red por cada PLC

En línea recta son unos 15 metros, y los dispositivos tienen un alcance de 300, pero teniendo en cuenta la cantidad de aparatos que se encuentra la red durante el trayecto, más los de la cocina, se entiende la bajada de potencia de las redes PLC. Pero en cualquier caso es posible trasmitir archivos a 10 MB por segundo, el doble que una red Wi-Fi en condiciones óptimas. Además, el kit de PLC cuenta con un programa de monitorización (solo para Windows) que permite establecer contraseñas y cifrados para proteger la red (si vivimos en un bloque de viviendas) o saber la velocidad de conexión a tiempo real.

Ventajas de las redes PLC

  • Ofrecen conectividad de red en cualquier enchufe
  • No hace falta instalar cables nuevos
  • Trasmiten datos a alta velocidad
  • Pueden ampliar la señal de Wi-Fi si tienen la opción
  • No interfieren en la red eléctrica
  • Son fáciles de instalar y configurar
  • Consumen muy poca energía (se desconectan automáticamente al no usarlos)

Desventajas de las redes PLC

  • No se pueden instalar sobre regletas o en SAI
  • Las interferencias de electrodomésticos afectan a su potencia
  • Comprar varias unidades puede resultar caro
  • Deben estar instalados sobre el mismo circuito eléctrico
  • Suponen un pequeño consumo eléctrico
  • No alcanzan la velocidad máxima teórica, aunque se acercan
  • Están limitados por una distancia máxima de cableado

Si tú también necesitas configurar redes PLC de forma cómoda y sencilla sin sacrificar la estética de tu vivienda u oficina, esta sin duda es la mejor opción para navegar a la máxima velocidad sin tener que convertir tu casa en una maraña de cables.


Imagen | GdeFon

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *